¿Qué es el colágeno y para qué sirve? 7 beneficios de colágeno para tu salud

El colágeno es la proteína más abundante en nuestro cuerpo. Se encuentra en los músculos, huesos, piel, tendones, vasos sanguíneos y sistema digestivo. El colágeno es lo que hace nuestra piel sea firme y elástica, joven y hermosa. Presente en todas las partes, el colágeno es el “pegamento” que las mantiene unidas para un prefecto funcionamiento de nuestro cuerpo.

La producción de colágeno de nuestro cuerpo empieza a disminuir a medida que envejecemos. La falta de colágeno es a lo que debemos los signos de envejecimiento: arrugas, piel flácida y dolores en las articulaciones debidos al cartílago más débil o desgastado. Otros factores del estilo de vida, como la dieta rica en azúcar, fumar y tomar sol, también contribuyen al agotamiento de los niveles de colágeno.

Podemos incrementar la presencia del colágeno en nuestro cuerpo? Afortunadamente, sí. Antes de explicar cómo podemos tomar el colágeno, vamos a ver que beneficios trae para nuestro cuerpo. mediante el consumo de alimentos como caldo de huesos. Eso sí, tendríamos que tomar litros de caldo a diario. Para facilitar la tarea, podemos tomar el colágeno en suplementos o en polvo.

7 beneficios de colágeno

 

1. El colágeno mejora la salud de la piel,
     las uñas y el cabello

A medida que envejecemos, la producción de colágeno disminuye – ¡sucede mientras estás leyendo esto! La disminución del colágeno lo notamos a la simple vista: la piel se vuelve más flácida, más suelta, con más arrugas y menos elasticidad. El aumentar de los niveles de colágeno puede ayudar a que tu piel se vea más tersa, sea más suave, ya que tomando el colágeno ayudarás a las células de la piel renovarse y repararse como cuando eres joven.

Los estudios controlados con placebo que han investigado las propiedades antienvejecimiento del colágeno, han encontrado que 2,5-5 gramos de colágeno hidrolizado al día tomado por mujeres de 35-55 años durante ocho semanas mejoraron significativamente la elasticidad y la hidratación de la piel, así como la sequedad y la rugosidad de la piel, y con ningún efecto secundario! (1) Estos resultados convierten el colágeno en uno de los mejores remedios naturales para cuidar nuestra piel y retrasar su envejecimiento.

El colágeno también reduce la celulitis y las estrías. Cuando la piel pierde su elasticidad como resultado de la disminución del colágeno, aparece otro efecto secundario: la celulitis se vuelve más visible. Debido a la piel más delgada, la celulitis se vuelve más evidente y pronunciada. Mejorar la elasticidad de la piel con la ayuda del colágeno alisa los hoyuelos de la celulitis.

 

2. El colágeno reduce dolores articulares 
     y su degeneración

¿Alguna vez has sentido tus rodillas o caderas más rígidas y dolorosas cuando te movías? Sí, probablemente es la pérdida de colágeno que hace el acto de presencia. Eso es porque cuando perdemos el colágeno, nuestros tendones y ligamentos funcionan con menos facilidad, lo que lleva a la rigidez, hinchazón de las articulaciones y muchos otros problemas.

El colágeno, una sustancia gelatinosa que cubre y lubrica nuestras articulaciones, es la que nos posibilita esos andares ligeros y movimientos ágiles. Piensa en la ingestión de colágeno como en engrasar una bisagra de puerta: las articulaciones se mueven más fácilmente, se reduce el dolor a menudo asociado al envejecimiento e incluso se reduce el deterioro de articulaciones, cartílago, tendones. (2, 3). No es ninguna sorpresa entonces que un estudio reciente encontró que tomar el colágeno es eficaz para el tratamiento de la osteoartritis y otros padecimientos que ocasionan dolor y trastornos articulares. (4)

Los investigadores del Centro Médico Beth Israel Deaconess de Boston de Harvard encontraron que los suplementos de colágeno tipo 2 ayudaban a los pacientes que padecían artritis reumatoide a aliviar los síntomas dolorosos al disminuir la hinchazón de las articulaciones. (5) Otro estudio publicado en la Revista Internacional de Ciencias Médicas encontró que las personas con dolor articular de osteoartritis tratados con el colágeno tipo 2 muestran mejoras significativas en las actividades diarias, tales como subir o bajar las escaleras, dormir y una mejora general en su calidad de vida. (6)

 

3. El colágeno mejora el Síndrome
     de intestino de fugas (Leaky Gut)

El Síndrome de intestino con fugas es un trastorno de salud autoinmune cuando el intestino es poroso y permeable, con “fugas” de toxinas, bacterias, hongos, proteínas no digeridas, etc. Es un trastorno que juega un papel importante en el desarrollo de alergias y enfermedades inmunológicas. Bueno, pues el colágeno puede ser súper útil para las personas diagnosticadas con el Síndrome de intestino de fugas (Leaky Gut) y colaborar en su tratamiento. El colágeno ayuda a descomponer las proteínas y calma el revestimiento del intestino, cura las paredes celulares dañadas e infunde con aminoácidos curativos.

El mayor beneficio de tomar el colágeno para el tracto digestivo es que ayuda a formar tejido conectivo y por lo tanto “sella y cura” el revestimiento protector del tracto gastrointestinal. Hoy en día, sabemos que muchas enfermedades que aparentemente no tienen nada que ver con el tracto digestivo, en realidad en su origen se deben a la inflamación o irritación de un intestino no saludable. La mala salud intestinal – incluyendo cambios en el microbioma intestinal y la permeabilidad en el revestimiento intestinal – permite que las partículas pasen al torrente sanguíneo donde pueden iniciar una cascada inflamatoria desencadenante de muchas enfermedades.

Los estudios han encontrado que en pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal, las concentraciones séricas de colágeno son disminuidas. (7) Debido a que los aminoácidos del colágeno contribuyen en construir el tejido de colon y tracto gastrointestinal, complementar la dieta con colágeno puede ayudar a tratar los síntomas de los trastornos gastrointestinales, incluyendo el síndrome de intestino con fugas, síndrome de intestino irritable, reflujo ácido, enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa.

 

4. El colágeno acelera el metabolismo y
     aumenta la masa muscular

Un aumento de nivel del colágeno en el organismo acelera el metabolismo porque mejora la conversión de nutrientes esenciales y aumenta la masa muscular magra. Alrededor de un tercio de la proteína del colágeno es la glicina. Una de las funciones más importantes de la glicina es crear tejido muscular convirtiendo la glucosa en energía que alimenta las células musculares. Y recuerda que la retención de masa muscular es crucial a medida que envejecemos, ya que ayuda a mantener la postura corporal, la salud de los huesos y quema más calorías que la grasa. Por cierto, es aconsejable combinar la toma del colágeno con la toma de vitamina C para asegurarse de que el cuerpo puede convertir el colágeno en una proteína utilizable. La rutina de tomar esos dos suplementos puede comenzar a restaurar la fuente de tu energía y vitalidad.

Eso no es todo lo que la glicina puede hacer por tu metabolismo. La investigación muestra que la glicina también desarrolla importantes funciones en el sistema digestivo pero también en el sistema nervioso central: las dos muy importantes en el mantenimiento de un cuerpo sano y joven. (8) La glicina parece ayudar a retardar los efectos del envejecimiento mejorando el uso del cuerpo de antioxidantes y también se utiliza en el proceso de construcción de células sanas de ADN y ARN.

Además, se ha encontrado que la arginina (también presente en el colágeno) aumenta la capacidad del cuerpo de producir proteínas a partir de otros aminoácidos, lo cual es importante para reparar el tejido muscular, cicatrizar heridas, ahorrar desperdicio de tejidos, estimular el metabolismo y, en general, promueve crecimiento y desarrollo adecuados. Otro aminoácido que forma parte del colágeno, la glutamina, también ayuda a mantener una energía adecuada al facilitar la síntesis de muchos productos químicos, proporciona “combustible” a nuestras células, incluyendo carbono y nitrógeno. (9)

 

5. El colágeno fortalece las uñas,
     el cabello y los dientes

¿Alguna vez has tenido uñas frágiles y quebradizas? Bueno, la falta de colágeno podría tener la culpa. La proteína del colágeno es el bloque de construcción para tus uñas, cabello y dientes. Añadir colágeno en tu dieta te ayudará a mantener las uñas fuertes y posiblemente revertir los signos de pérdida de cabello.

Un estudio publicado en el Journal of Investigative Dermatology encontró que hay “relaciones esenciales entre la matriz extracelular (ECM) y la regeneración del folículo piloso, lo que sugiere que el colágeno podría ser un potencial objetivo terapéutico para la pérdida del cabello y otras enfermedades relacionadas con la piel”. (10)

 

6. El colágeno mejora la salud del hígado

Si quieres desintoxicar tu cuerpo de toxinas y sustancias nocivas, mejorar el flujo sanguíneo y mantener tu corazón joven, el colágeno es tu mejor aliado. Esto se debe a que la glicina ayuda a minimizar el daño que tu hígado experimenta cuando absorbe toxinas, alcohol u otras sustancias extrañas que no deberían pasar por él.

Quieres una desintoxicación exprés? Una de las maneras más fáciles de limpiar tu hígado es con el caldo de huesos. Toma de caldo de huesos natural durante tres días para reparar rápidamente el intestino con fugas, deshacerse de los toxinas acumulados en tu cuerpo y equilibrar tu intestino, mejorando la función inmunológica general. Los estudios han descubierto incluso que la glicina no solo protege sino repara el daño hepático inducido por el alcohol u otras formas de lesión hepática aguda o crónica. (11)

 

7. El colágeno protege la salud
     cardiovascular

Uno de los aminoácidos que contiene el colágeno, la prolina, favorece a que las acumulaciones de grasa pegados a las paredes arteriales se liberen el torrente sanguíneo, reduciendo la grasa en las arterias. La prolina es necesaria para la reparación de tejidos en las articulaciones y las arterias, además de que ayuda a controlar la presión arterial. Como parte del colágeno que se encuentra dentro de las articulaciones, amortigua los efectos de la vibración o impactos sobre nuestro cuerpo y ayuda a mantener sano el valioso cartílago a medida que envejecemos. (12) También está relacionada con la prevención de la arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias).

La arginina ayuda a la producción de óxido nítrico, lo que permite una mejor vasodilatación – lo que significa el ensanchamiento de las arterias y la relajación de las células musculares y vasos sanguíneos que permite una mejor circulación de sangre.

 

 ¿Qué es el colágeno? Tipos de colágeno

Normalmente hablamos del colágeno en singular ignorando que existen al menos 16 tipos diferentes de colágeno dentro del cuerpo humano. Entre ellos están los tipos de colágeno que más beneficios nos aportan: 1, 2, 3, 5 y 10. Sin embargo, la gran mayoría del colágeno – entre 80 por ciento y 90 por ciento – consiste en los tipos 1, 2 y 3. Algunos estudios afirman que casi el 90% del colágeno en el cuerpo es del tipo 1. (13) También hay diferentes tipos de colágeno que se encuentran en ciertos alimentos y se utilizan para crear productos y suplementos de colágeno para enriquecer nuestra dieta. (14)

Esos son principales tipos de colágeno y sus beneficios:

Colágeno Tipo 1: Este es, con diferencia, el tipo de colágeno más abundante en el cuerpo humano. Está constituido por fibras eosinofílicas que forman partes de nuestro cuerpo: tendones, ligamentos, órganos y piel (dermis). El colágeno tipo 1 también ayuda a formar huesos y se puede encontrar dentro del tracto gastrointestinal. Es muy importante para la cicatrización de heridas, confiere a la piel su capacidad de estirarse, ser elástica, sujetando los tejidos para que no se desgarren.

Colágeno Tipo 2: Se encuentra principalmente en el cartílago y en los tejidos conectivos. La salud de nuestras articulaciones se basa en el cartílago hecho de colágeno tipo 2, por lo que tomarlo es beneficioso para prevenir el dolor articular asociado a la edad o síntomas de la artritis.

Colágeno Tipo 3: El colágeno tipo 3 está hecho de fibras reticulares y es un componente importante de la matriz extracelular de nuestros órganos y piel. Por lo general se encuentra junto con el colágeno tipo 1 y ayuda a dar a la piel su elasticidad y firmeza. También forma los vasos sanguíneos y el tejido dentro del corazón. Por estas razones, la deficiencia del colágeno tipo 3 se ha relacionado con un mayor riesgo de rotura de los vasos sanguíneos e incluso la muerte temprana, de acuerdo con los resultados de ciertos estudios en animales. (15)

Colágeno Tipo 4: El colágeno tipo 4 tiene la importante tarea de formar la lámina basal, que se encuentra en las células endoteliales que forman el tejido que rodean los órganos, los músculos y la grasa. La lámina basal es necesaria para diversas funciones nerviosas y vasculares (16). Se puede encontrar en los espacios entre la capa superior de piel / tejido y la capa más profunda.

Colágeno Tipo 5: Este tipo de colágeno es necesario para la formación de la superficie de las células, nuestros cabellos y tejido de la placenta femeninas (el órgano que se desarrolla en el útero durante el embarazo, proporciona oxígeno y nutrientes al feto en crecimiento y elimina los desechos ). (17)

Colágeno Tipo 10: Participa en la formación de huesos y de cartílago articular. Está involucrado en el proceso de osificación endocondral, que es cómo se llama el proceso de creación de tejido óseo en los mamíferos. Tomar ese tipo de colágeno es beneficioso para la curación de fracturas óseas y la reparación de las articulaciones sinoviales dañadas. (18)

 

Las fuentes de colágeno.
Los alimentos más ricos de colágeno

Si hablamos de obtener al colágeno a través de alimentación, los alimentos que más colágeno tienen son los ricos en proteínas: carne, pollo, pescado y membranas de cáscara de huevo. He aquí un poco acerca de cuáles son las fuentes más ricas en colágeno y cómo nos benefician:

Colágeno bovino (vaca o ternera): El colágeno bovino proviene de vacas, específicamente de su piel, huesos y músculos. En su mayor parte son los tipos 1 y 3 de colágeno, lo cual convierte el colágeno bovino en su fuente más apreciado, teniendo en cuenta que estos son los tipos más abundantes de colágeno en el cuerpo humano. El colágeno bovino es un rico suministro de glicina y prolina, y por lo tanto útil para la producción de creatina, la formación de músculo, además, aumenta la capacidad de nuestro cuerpo de fabricar su propio colágeno.

Colágeno de pollo: En colágeno de pollo prevalece el tipo 2, el mejor para la formación de cartílago. Esto hace que sea beneficioso para la salud de las articulaciones, sobre todo porque esta fuente también proporciona sulfato de condroitina y sulfato de glucosamina – los dos tienen efectos anti-envejecimiento. La mayoría de los suplementos alimenticios de colágeno suelen utilizar colágeno de pollo.

Colágeno de pescado: Se ha encontrado que el colágeno derivado del pescado es fácilmente absorbido por humanos y proporciona principalmente el colágeno tipo 1, con los aminoácidos glicina, prolina e hidroxiprolina. Debido a que el colágeno tipo 1 se encuentra en todo el cuerpo, consumir el colágeno de pescado se ha asocia con beneficios para las articulaciones, la piel, órganos vitales, vasos sanguíneos, digestión y los huesos. La hidroxiprolina es un componente importante de la triple hélice de colágeno, y sus niveles bajos en el organismo se han asociado con la degradación de las articulaciones y por lo tanto los síntomas / signos de envejecimiento. (19) La hidroxiprolina es necesaria para la estabilidad del colágeno y se crea modificando aminoácidos de prolina normales después de que se construye la cadena de colágeno. Esta reacción también requiere vitamina C (para ayudar en la adición de oxígeno), por lo que la deficiencia de vitamina C puede causar anormalidades en los niveles de colágeno y se aconseja tomarlo junto con los suplementos del colágeno.

Colágeno de la membrana de la cáscara del huevo: El colágeno del huevo, encontrado en las cáscaras y las claras de los huevos, contiene sobre todo colágeno del tipo 1. También contiene tipos 3, 4 y 10, pero en mucho menores proporciones que el tipo 1. De hecho, las proporciones son las más parecidas a las del cuerpo humano (aproximadamente 100 veces más tipo 1 que tipo 4). (20, 21) Proporciona sulfato de glucosamina, sulfato de condroitina, ácido hialurónico y varios aminoácidos que tienen beneficios para la construcción de tejido conectivo, cicatrización de heridas, construcción de masa muscular y mantenimiento de articulaciones sanas.

 

   Qué me aporta el colágeno?
   Valores nutritivos del colágeno

El colágeno se compone de tres cadenas, enrolladas en una triple hélice apretada. ¡Cada cadena tiene más de 1.400 aminoácidos de largo! (22) La prolina y la glicina son los principales tipos de aminoácidos que se encuentran en las cadenas de colágeno. Tanto la prolina como la glicina son los aminoácidos importantes poco abundantes en las carnes de animales, que es donde la mayoría de las personas que comen una dieta occidental obtienen proteínas. Esto significa que muchas de las personas carecen de estos aminoácidos en sus dietas – ya que se suele evitar comer algunas de las mejores fuentes naturales del colágeno como las vísceras, decantándose por las carnes “mejores”.

Por razones que verás más adelante, los aminoácidos “no esenciales” son en realidad muy importantes – ¡no dejes que el nombre te engañe! Bajo circunstancias normales son producidos por el cuerpo humano. Sin embargo, cuando la persona está enferma, sufre el estrés físico o emocional, o mantiene el estilo de vida poco saludable, su cuerpo deja de producir suficientes aminoácidos por sí solo. El cuerpo necesita entonces la ayuda de fuentes externas para conseguirlos.

Los aminoácidos con porcentajes más altos que se encuentran en el colágeno, junto con sus beneficios clave, son:

Proline: Proline representa casi el 15 por ciento de colágeno. Protege la integridad de los vasos sanguíneos, mejora la salud de las articulaciones y tiene varios beneficios cardiovasculares.

Glicina: Alrededor de un tercio de la proteína que se encuentra en el colágeno es la glicina. Es el aminoácido más pequeño de tamaño, pero posee grandes efectos sobre nuestro cuerpo. Para asegurar que nuestras células funcionen adecuadamente, la glicina ayuda a construir hebras de ADN sanas. También es uno de los tres aminoácidos que forman la creatina, que promueve el crecimiento muscular saludable y aumenta la producción de energía durante los entrenamientos.

Glutamina: Considerado como uno de los aminoácidos más importantes y abundantes en el cuerpo, la glutamina se crea tanto dentro de nuestros músculos como también se obtiene de fuentes alimentarias. La investigación muestra que la glutamina tiene beneficios para prevenir la ansiedad, tensión alta, trastornos del sueño / insomnio, falta de concentración, mala salud digestiva, un sistema inmunológico debilitado y falta de energía. Según un informe publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, se ha demostrado que tiene efectos positivos de la producción de la hormona del crecimiento, también mejora los aspectos de la salud mental liberando el neurotransmisor GABA que aumenta los sentimientos de “calma interior y tranquilidad.” (23) El nitrógeno, creado por la glutamina en grandes cantidades, también acelera la cicatrización de heridas y previene el desgaste muscular y los dolores en las articulaciones.

Arginina: Arginina (también comúnmente llamada L-arginina) se descompone en óxido nítrico dentro del cuerpo, un compuesto importante para la salud arterial y del corazón. (24) La arginina también ha demostrado mejorar la circulación, ayudar a fortalecer el sistema inmunológico y tiene una influencia positiva en la libido masculina.

 

  ¿Qué pasa con la gelatina?

Curioso si el colágeno es diferente de la gelatina y cómo se diferencia de otras proteínas ya encontradas en el interior del cuerpo? ¿Necesitamos necesariamente suplementos de colágeno para asegurarnos de que estamos recibiendo suficiente, puede estar preguntando?

Es más que probable que hayas oído las palabras “colágeno” y “gelatina” en la misma sentencia más de una vez, tipo: “La gelatina está hecha de colágeno”, o “Es bueno comer la gelatina para obtener el colágeno”. Eso es porque la gelatina se deriva del colágeno – cuando el colágeno se rompe, se convierte en gelatina. Un gran ejemplo es la preparación de caldo de huesos: los huesos contienen colágeno, se cuecen a fuego lento durante muchas horas, durante la cocción el colágeno se descompone lentamente en gelatina.

La gelatina fue en realidad uno de los primeros alimentos utilizados como tratamiento médico: en la antigua China, donde la comida se considera medicina, y con razón! La gelatina es un alimento ideal para personas con alergias a con sensibilidad a ciertos alimentos. Primero, porque carece por completo de materia grasa, colesterol e hidratos de carbono, así que no tiene capacidad alergénica. Segundo, porque ayuda a digerir los alimentos difíciles de digerir, reparando el tejido del tracto gastrointestinal.

Como fuente rica de colágeno, la gelatina o los caldos de huesos gelatinosos facilitan la cicatrización del revestimiento de la mucosa, lo que significa mejoras en la absorción de nutrientes y menor riesgo de fugas (elementos como toxinas que traspasan las paredes del intestino hacia donde no deberían estar).

Lo cierto es que la gelatina está llena de las muchas de las cosas buenas del colágeno. Pero, aunque la materia prima es prácticamente la misma, la gelatina no tiene los mismos beneficios para la salud que el colágeno.

El colágeno hidrolizado es una proteina con un peso molecular mucho más bajo que el de la gelatina y las cadenas de aminoácidos del colágeno llamadas “péptidos” son mucho más cortas que las de la gelatina. Estas propiedades son las que hacen que el colágeno tenga un alto grado de biodisponibilidad – eso es la proporción de un nutriente o sustancia activa que nuestro organismo absorbe de los alimentos o de los fármacos y que pasan al torrente sanguíneo para ser transportados a sus destinos finales. En otras palabras, los nutrientes del colágeno son absorbidos y asimilados por nuestro cuerpo con más facilidad que los de la gelatina. Para obtener los beneficios que te aportan dos cucharadas de colágeno recomendadas para la ingesta diaria, tendrías que comer el doble de la gelatina. Y la gelatina convencional está llena de azúcar, colorantes y demás aditivos que consumidos en esas cantidades diariamente tendrán efectos secundarios nefastos. Así que si decides obtener el colágeno de la gelatina, hazla casera. También hay que tener en cuenta que el proceso de fabricación del colágeno para los suplementos es delicado para preservar la mayor cantidad posible de los aminoácidos para el consumidor. Mientras en la fabricación de la gelatina se suele preocupar más por su apariencia y sabor que por su valor nutritivo.

 

  Cómo introducir el colágeno en tu vida

Las principales maneras de consumir más colágeno son:

  • Beber caldo de huesos natural, no industrial.
  • Introducir el caldo de huesos en tus recetas. Tira de tu creatividad y úsalo siempre que puedas en tu cocina!
  • Tomar suplementos de colágeno.

Y por último, es muy importante comer una dieta equilibrada, tomando la precaución de enfocarla en aumentar la absorción del colágeno sea cual sea tu forma de consumirlo. Son muchos factores que facilitan la absorción del colágeno por nuestro cuerpo, como la vitamina C, el manganeso, el cobre, la prolina y los alimentos ricos en antocianidinas (como arándanos, cerezas y moras).

Los suplementos de colágeno hidrolizado son la manera más fácil de aumentar la ingesta de colágeno. Pueden presentarse en forma de cápsulas, comprimidos o en polvo. El polvo de colágeno puedes mezclarlo con tus batidos, sopas o incluso en productos horneados como la bollería para obtener los beneficios saludables de colágeno para tu cuerpo sin añadir ningún sabor a sus comidas favoritas.

 

 

 El colágeno tiene efectos secundarios?

El colágeno es una proteína que nuestro propio cuerpo genera, por lo cual si ingesta no suele provocar los efectos secundarios. Básicamente podemos decir que esta es una sustancia segura. Hacer referencia a esto significa que todos los estudios indican que no hay problemas cuando lo tomas. Cuando compras un producto con esta sustancia tienes total seguridad. No obstante, existen personas que por sus características particulares pueden tener con el colágeno hidrolizado contraindicaciones. Evita tomar el colágeno si:

  • Tienes alergia a la proteína animal.
  • Padeces fenilcetonuria hereditaria o intolerancia a la fenilalanina.
  • Sigues una dieta baja en proteínas.

Generalmente se considera que el colágeno y los productos hidrolizados a base de colágeno no tienen de efectos secundarios. Es decir, puedes tomarlo con tranquilidad siempre siguiendo las dosis recomendadas por el fabricante. Pero si estás en uno de los casos indicados ten precaución y consulta a un especialista antes de tomarlo.

 

 Cremas con colágeno, realmente funcionan?

Son muchas las cremas, pomadas, serums y demás productos de uso tópico externo que contienen el colágeno y claman aportar a nuestra piel los beneficios de colágeno, prometiendo una piel más tersa, suave, elástica. Joven, en resumidas cuentas. Pero en realidad las moléculas en estos productos cosméticos que prometen llevar el colágeno al interior del tejido cutáneo son demasiado grandes para que sean absorbidas por nuestra piel. Simplemente no son capaces de pasar el filtro perfecto que es nuestra piel – como pasa con la abrumadora mayoría de las promesas de las marcas de la industria cosmética, la de las cremas con colágeno es falsa. La belleza proviene de la salud, y la salud proviene de una buena alimentación. Al ingerir el colágeno de cualquier forma que hayas elegido: caldos, gelatinas o suplementos alimenticios de colágeno, mejorará tu cuerpo desde adentro hacia afuera. No tires tu dinero al comprar cremas con colágeno, inviértelo en el colágeno que de verdad funciona.

 

Colágeno vegetal apto para veganos?

Si bien es cierto que los alimentos más ricos en colágeno son de origen animal, que no se desanimen los veganos y vegetarianos! Podemos aumentar la producción del colágeno por nuestro cuerpo, para eso necesitamos:

  • Consumir las proteínas vegetales completas en cada comida. Las proteínas animales se asimilan mejor que los vegetales porque no carecen de ningún aminoácido. completas son las que asimilan completamente por nuestro cuerpo, siendo las de mayor consumo las proteínas completas de origen animal. Por eso se dice que las proteínas animales son proteínas completas. No obstante, también encontramos las proteínas completas en el mundo vegetal. Cómo complementar tu dieta vegetariana o vegana con los proteínas completas? Incluye en tus comidas: soja, quinoa, amaranto, trigo sarraceno o no tan exóticos y bien conocidos para nosotros garbanzos y lentejas.
  • Aumentar consumo de los alimentos con alto contenido de la vitamina C: fresas, cerezas, cítricos, papaya, kiwi, pimientos, verdura de hoja verde, tomates, etc. O tomar suplementos de vitamina C.
  • Lo mismo, pero para el magnesio. Aumentar consumo de los alimentos ricos en magnesio: pipas de girasol, almendras, cacahuetes, pistachos, nueces, higos secos, chocolate negro y pan integral. O tomar magnesio en suplementos.

Te interesa?

Las mejores marcas y los mejores precios del colágeno hidrolizado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *