Por qué no queremos fosfatos en nuestros detergentes ni en nuestra comida

Los fosfatos y los nitratos

contaminan nuestros ríos y mares. Empieza el cambio en tu cocina y en tu baño


Conoce la historia de la catástrofe ecológica del Mar Menor en España

En 2016 el Mar Menor sufrió una eutrofización masiva.
Su fondo se volvió fangoso y sus aguas se tiñeron de verde oscuro

Las actividades económicas de la zona (principalmente, turismo y pesca) se han visto amenazadas gravemente desde entonces. Los científicos llevan 18 años avisando de la situación cada vez peor del Mar Menor. El principal problema ocurre cuando estas las algas unicelulares que han proliferado en las aguas contaminadas, producen toxinas que pueden afectar tanto a los organismos marinos, como moluscos o peces, como a las personas que los consumen o simplemente respiran el ambiente donde se han producido.

El 85% de las praderas marinas del Mar Menor han desaparecido 

Es una consecuencia más de la drástica pérdida de transparencia de las aguas y nivel de oxigeno muy bajo debido a la eutrofización. Todos los seres vivos que habitan en el Mar Menor: la biodiversidad marina, se encuentra en la cuerda floja. “El chirrete, las chapinas, los cangrejos y el caballito de mar… todo ha desaparecido por culpa de las aguas malas” cuenta José, quien se ha criado entre los pescadores del Mar Menor.

Los desencadenantes de esa catástrofe ecológica son los nitratos y los fosfatos que llegan a parar en el mar debido a la actividad humana

Eutrofización es la acumulación de residuos orgánicos en el litoral marino o en un lago, laguna, embalse, etc., que causa la proliferación de ciertas algas, lo que altera el equilibrio de flora y fauna. Los residuos orgánicos son principalmente derivados de fosfatos y nitratos, llegan e través de los vertidos de aguas residuales urbanas (que es como llegan los fosfatos de los productos de limpieza y los alimentos) y malas prácticas agrícolas. Leer más sobre los fosfatos y sus efectos.

Cuídate. Cuida el medio ambiente.

No uses productos con fosfatos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *